Buscar
  • Hill House Capital

Parte II – Precio y trading del oro



¿Qué factores influyen en el precio del oro?

Podemos identificar 4 factores críticos:


1. Variables Macro-económicas:

Las Tasas de Interés: cuando las tasas de interés suben, el oro tiende a bajar ya que los inversores se mueven hacia los bonos del gobierno y otros activos cuyo rendimiento está correlacionado con las tasas. La más relevante es la establecida por la Reserva Federal, banco central de Estados Unidos y árbitro importante de los mercados globales.

La Inflación: en la “city” londinense se popularizó hace unos años una frase sobre la prestigiosa sastrería Dege & Skinner, fundada en el año 1865 en la calle Saville Row en Londres:”Cien años atrás, con una onza de oro se podía comprar un traje de sastrería de alta calidad en la famosa tienda. Con esa misma onza de oro también podemos adquirir un traje en Saville Row hoy.


El oro es un escudo protector contra la inflación que permite mantener el poder adquisitivo en el tiempo.

Más que una correlación temporal directa, el oro se puede considerar un predictor anticipado de periodos de “hyper-inflación”. Durante la segunda mitad del año 1979, el oro tuvo un rally alcista parecido al actual, pasando de 300 a 850 $US en enero de 1980; dos meses después, EEUU sufrió la mayor inflación de los últimos años alcanzando el 14.5%.


2. Eventos Geopolíticos: en tiempos de tensión internacional, el precio del oro tiende frecuentemente a subir ya que los inversores compran el producto para tener un alto grado de seguridad ante momentos de incertidumbre.


3. Niveles de Oferta y Demanda: Hay cuatro grandes áreas de demanda de oro: joyería, tecnología, inversión y bancos centrales. Hemos mencionado la última y trataremos sobre la tercera al final del artículo. La joyería es una demanda clásica del uso del oro, especialmente en India y China, donde la joyería de oro se valora sobre otras. La demanda tecnológica de oro continúa en aumento gracias al uso del oro como conductor de electricidad. Cada chip de ordenador requiere oro, suponiendo una demanda reducida pero estable.


4. La Producción Industrial: Pese a que la minería de oro es un negocio global, la cantidad promedio que se produce cada año es muy pequeña comparada con las toneladas de metales primarios que se extraen anualmente. El mayor productor del mundo es China, con cerca del 15% del total de la producción en 2019, con el 20% de África y el 14% de Rusia y sus vecinos. China se ha convertido en uno de los grandes importadores de oro del mundo gracias a su fuerte demanda.



¿Qué está pasando con estos factores críticos en los últimos meses?

Todas las variables se han correlacionado en los últimos meses para favorecer un rally alcista sin precedentes:


· Las Tasas de interés de las principales monedas del mundo están en niveles mínimos históricos.

· El $US se ha depreciado frente al resto de “hard currencies”: tocó suelo esta semana frente al euro con 1.1781, el mínimo en los últimos 2 años; mínimo de 6 meses frente al Yen con 105.10 y mínimo frente al franco suizo en los últimos 5 años.

· Dueda pública de EEUU cerca de niveles máximos históricos.

· Temor a un escenario altamente inflacionista derivado de los planes de estimulo económico e inyecciones de liquidez de los bancos centrales (FED y BCE). La masa monetaria está aumentando como nunca lo había hecho en las crisis precedentes, lo que reducirá las inversiones extranjeras en EEUU, debilitará la moneda y generará inflación como siempre ha ocurrido en escenarios similares.

· La evolución de la pandemia con los rebotes ya observados, las tensiones políticas y comerciales entre China y EEUU y la amenaza de recuperación en “U” de las economías europeas son ingredientes de alta incertidumbre en los mercados.

· La Demanda de oro está subiendo fuertemente: de acuerdo con el Consejo Mundial del oro, solo en la primera mitad de 2020, los ETFs de oro han adquirido 734 toneladas de oro, más que en todo el año récord de 2009.

· La Oferta y La producción industrial no están creciendo al ritmo de la demanda.


¿Cómo funciona el trading de Oro?

Cuando decidimos invertir en oro, es importante recordar que hay diversas maneras de comprar y vender el metal.


1. Compra de Oro físico:

La más obvia es la vía física de la compra de oro, ya sea en forma de lingotes o soberanos. Este es el método tradicional, pero también el más costoso, ya que hay que tener en cuenta los gastos de almacenamiento. El mercado es asimismo mucho menos líquido, lo que también puede llevar a un rápido incremento en los costes de transacción.

2. Fondos Cotizados (E.T.F.s):


Un segundo método es a través de los fondos negociables en el mercado (ETF siglas en inglés de “Exchange Trade Fund”). Se utilizan para hacer un seguimiento del precio del oro en mercados globales. Tiene la ventaja de ser un instrumento líquido, con un bajo coste de transacción. Para inversores privados, este es quizá el método más simple y rentable para obtener exposición en el oro.

3. CFDs, Turbos24, Forwards y “Opciones Vanilla”.

Es la inversión mediante productos apalancados. Estos productos tienen características parecidas a las de los ETF, ya que este tipo de transacciones son también rápidas y con costes reducidos. Sin embargo, deben ser usados con cuidado para evitar incurrir en pérdidas rápidas. El trading con estos instrumentos permite a los inversores abrir una posición larga o corta, y obtener ganancias tanto cuando el precio sube como cuando baja.


“CFD” (“Contract for Difference”) es un contrato mediante el cual dos partes acuerdan intercambiar la diferencia entre el precio de entrada y el precio de salida del activo subyacente sobre el que se ha establecido.


“Turbo24” (o “Turbo Warrants”) son productos apalancados cuyo precio se deriva del precio del activo financiero subyacente, y puede operar en largo o corto. El riesgo está limitado, ya que cada operación cuenta con un nivel de “knockout” preseleccionado y se cerrará automáticamente si se alcanza ese nivel. Se negocian 7x24 en un centro de negociación en lugar de hacerse en el mercado extrabursátil (OTC), y tienen libros de órdenes completamente visibles para su sentimiento y planeación estratégica.


“Forward” (Futuros) es un contrato creado en OTC y supone un acuerdo entre dos partes para comprar o vender un activo a un precio específico en una fecha de vencimiento predefinida. Ambas partes tienen la obligación de cumplir el acuerdo. Al no ser negociado en bolsa, puede convertirse en un producto no estandarizado, lo que significa que se puede personalizar en función del activo, la fecha de vencimiento y el importe que se estén negociando.


“Opciones Vanilla” son contratos que permiten pronunciarse sobre el movimiento de un activo subyacente. Cuando se compra una opción tienes el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender una cantidad determinada de un instrumento financiero por un precio concreto y en una fecha predeterminada; Comprar una call ofrece el derecho, pero no la obligación, a comprar por lo que otorga una posición larga en el mercado, si se piensa que el oro va a aumentar de precio a la fecha fijada. Comprar una put ofrece el derecho, pero no la obligación, a vender un mercado a un precio determinado en una fecha concreta. Esto otorga una posición corta en el mercado, si se cree que el precio del oro va a disminuir.

4. Compraventa de Acciones:

Finalmente, también es posible el trading de oro mediante la compra o venta de acciones relacionadas con las compañías mineras encargadas de la producción del metal. Estos activos guardan gran correlación con el precio del oro y pueden suponer una interesante manera de invertir sobre su precio, considerando los niveles de producción, márgenes de ganancia y otros datos fundamentales de la acción.


Por Pedro Moreno


© 2020 HILL HOUSE CAPITAL